Beneficios del aceite de oliva para el pelo

aceite de oliva para el pelo

Beneficios del aceite de oliva para el pelo

El preciado ‘oro líquido’ tiene innumerables propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Sin ir más lejos, se utiliza frecuentemente para tratar con efectividad enfermedades severas en la piel o prevenir problemas cardiovasculares; entre otros usos medicinales. Hoy nos centraremos en los beneficios del aceite de oliva para el pelo.

aceite de oliva para el pelo

Componentes del aceite de oliva que benefician al cabello

La composición química del aceite de oliva resulta especialmente beneficiosa para el cuidado del pelo; entre sus componentes destacan los ácidos grasos, que contribuyen al funcionamiento correcto de todo el cuerpo humano.

Ácido oleico

El ácido oleico es uno de los principales ácidos grasos esenciales. Aporta hidratación al cabello, lo restaura y le proporciona brillo de forma natural y duradera.

Ácido linoleico

Otro de los ácidos grasos saludables que encontramos en el AOVE (aceite de oliva virgen extra), es el ácido linoleico, que combate la caída del pelo y le aporta suavidad gracias a sus propiedades hidratantes.

Polifenoles

Los polifenoles que se encuentran en la oliva contribuyen a la protección y regeneración celular del cabello. Potencian el desarrollo de un pelo fuerte y con brillo; disminuyendo su sequedad y fragilidad.

Vitamina A

La vitamina A estimula el cuero cabelludo promoviendo el crecimiento celular.

Vitamina C

Ayuda a producir colágeno, que proporciona resistencia y elasticidad al cabello; y mejora la función inmune de las células.

Vitamina E

La vitamina E es responsable de que el pelo crezca fuerte y sano, gracias a su potente efecto antioxidante.

Como veis, los beneficios que el aceite de oliva proporciona al pelo son considerables; sus nutrientes esenciales y antioxidantes, lo convierten en un ingrediente excepcional para su uso en el cabello.

Usos del aceite de oliva para el pelo

El aceite de oliva se utiliza con éxito para tratar los principales y más frecuentes problemas en el cabello. Pocas personas pueden presumir de un pelo impecable, y es bastante común que nuestro cabello se resienta en algún momento de nuestra vida; ya sea por estrés, por carencias nutricionales, o por factores ambientales y externos.

Aceite de oliva para el pelo seco o encrespado

Los lavados frecuentes de pelo, o el uso de determinados champús que contienen productos demasiado fuertes en su composición; pueden ser las principales causas del cabello seco. También influyen otros factores como el clima, la nutrición y ciertas patologías hormonales. Si tienes el pelo seco o quemado, el aceite de oliva aportará la nutrición e hidratación que tu cabello necesita, reparándolo desde la raíz hasta las puntas.

Aceite de oliva para el pelo sin brillo

La cutícula ‘capa superficial del pelo’ pierde luminosidad a causa de la exposición al sol, el frecuente uso de champús químicos, y el calor que produce el uso de secadores y planchas de pelo. El aceite de oliva recupera y restaura tu cabello, aportándole luminosidad y brillo.

Aceite de oliva para la caída de pelo

La falta de proteína es una de las causas más frecuentes que se asocian a la pérdida y caída del pelo. Los polifenoles y la vitamina E presentes en el aceite de oliva, reducen la pérdida de proteínas del cabello, previniendo así su caída.

Aceite de oliva para el pelo con caspa o pitiriasis

Las escamas y la sequedad del cuero cabelludo son el resultado de un exceso de células muertas en la cabeza. Comúnmente, se relaciona a la caspa con alteraciones hormonales, exceso de grasa en el cabello, psoriasis y sudoración excesiva. El aceite de oliva ha demostrado ser un remedio altamente efectivo contra la caspa; ya que aporta una excelente hidratación a la raíz del cabello, y regenera las células del cuero cabelludo.

Aceite de oliva para el pelo graso

El pelo graso proporciona un indeseable aspecto sucio, aplastado y descuidado al cabello. De nuevo, el uso de productos químicos y los lavados frecuentes del cabello, son las causas más comunes de que nuestro pelo se vuelva grasiento. Parece incongruente que pueda usarse aceite de oliva para el pelo graso; sin embargo, aplicar aceite de oliva en el cuero cabelludo, ayuda a compensar la cantidad de sebo secretada por las glándulas sebáceas.

Cómo aplicar aceite de oliva para el pelo

Los tratamientos de pelo con aceite de oliva son totalmente inocuos para el cabello; su aplicación es sencilla y su frecuencia de uso variará dependiendo el daño particular del pelo a tratar. A grandes rasgos, bastará con emplear una pequeña cantidad de aceite de oliva en el cabello cada siete días. Si precisas un tratamiento intenso, puedes aplicar el aceite diariamente durante un mínimo de quince días.

  1. Lo primero que debes hacer antes de cada aplicación es humedecer tu pelo con agua tibia; de este modo, los folículos capilares se abren y se limpian superficialmente.
  2. Posteriormente deberás calentar el aceite de oliva hasta conseguir una temperatura óptima para su aplicación; se trata de entibiarlo, así que retíralo rápidamente del fuego antes de que llegue a calentarse en exceso.
  3. Aplica de dos a tres cucharadas de aceite de oliva sobre todo el pelo, incluyendo el cuero cabelludo. Masajea durante unos minutos todo tu cabello haciendo hincapié en la superficie de la cabeza.
  4. Cubre tu cabello con una toalla y deja que el aceite haga efecto durante al menos treinta minutos. Para la hidratación y reparación del pelo en profundidad, o en casos de daño extremo, se puede dejar actuar durante toda la noche.
  5. Por último, enjuaga tu pelo con abundante agua fría y déjalo secar al aire libre.

Gracias a los beneficios del aceite de oliva para el pelo, dirás adiós a los problemas de cabello más frecuentes; suéltate la melena, ¡y presume de pelo bonito!

No hay comentarios